lunes, 9 de octubre de 2017

La vida era eso. Carmen Amoraga

LA VIDA ERA ESO
CARMEN AMORAGA
EDICIONES DESTINO
320 PÁGINAS


SINOPSIS
La muerte fulminante de su marido deja a Giuliana devastada y sola con dos hijas pequeñas. Superar un día tras otro está poniendo a prueba su resistencia y su imaginación, mientras pasa de la incredulidad al enfado, y de ahí a la idealización de su relación con William.
Descubre entonces, además de irrepetibles momentos que su memoria convoca una y otra vez, el legado más hermoso de William: una intensa red de relaciones que le traerán una nueva forma de estar en el mundo y le enseñarán, gracias al apoyo de los demás, que aprender a perder es aprender a vivir.

Las circunstancias marcan el camino de la vida y de las lecturas. Cada libro tiene su momento y las situaciones personales pueden relegarlo al peldaño más lejano de la estantería. Y algo así pasó con este libro. Lo compré, el año de su publicación, en la Feria del Libro de Madrid aprovechando que Carmen Amoraga firmaba. Unos minutos muy agradables y es que Carmen es una mujer risueña que cautiva con su simpatía, y cuando tenía en mente leerlo, el destino vino acompañado de noticias poco agradables. Y es que "La Bicha", como la llamó José Luis Sampedro en "La sonrisa etrusca" es una epidemia que no da respiro.

La vida era eso es la historia de un matrimonio argentino que reside en España, lugar dónde él trabaja, y que un maldito cáncer los separa. Giuliana se queda sola con sus hijas en una ciudad que no es la suya, lejos de su familia y sin amigos en los que apoyarse cuando el mundo se hunde a sus pies. William es el que trabajaba, el que tenía amigos y el maniático del orden, en cambio ella es una mujer muy tímida que no se relaciona con nadie, cuida de las niñas y quien no aceptaba que él pasase tanto tiempo en Facebook contando sus cosas. Ninguna pareja es perfecta, lo importante es el respeto y que cada uno mantenga su espacio.
 
 
Es una novela sobre las fases del duelo y a través de ellas conocemos lo que siente Giuliana a cada momento, como las afronta y la importancia de los recuerdos. Negación, ira, negociación, depresión y aceptación son las fases del duelo en la que en mayor o menor medida todos pasamos por ellas. Por desgracia todos en algún momento de la vida perdemos algún ser querido y es que la muerte es una fase de la vida, el nacer implica morir.
Giuliana se enfadó más de una vez con William por compartir su vida en Facebook, estar pendiente de los comentarios y charlar mucho tiempo con amigos virtuales. Ella no entiende el poder curativo de las redes sociales hasta que antes de fallecer su marido este le manda escribir un post con sus últimas palabras. Una vez sola ve la cantidad de comentarios y decide seguir contando sus cosas al ver que mucha gente siente lo mismo que ella. La interactuación con amigos que no conoce es mejor que la terapia con la psicóloga, aunque también toma contacto con enfermos de cáncer y sus familiares.

Lo normal ante un fallecimiento inesperado o una muerte prematura es perder el rumbo del barco, no querer seguir y culpabilizarnos por no haber dado mucho más en su momento. Giuliana cae en un pozo del que debe salir por el bien de sus hijas, si no llega a ser por las dos pequeñas su proceso del duelo sería mucho más largo. Los niños se adaptan mejor a algunas situaciones y son la fuerza necesaria para seguir disfrutando del día a día.
"...Pero me da bronca pensar que te pasás la vida tramando sueños y luego posponiéndolos, ya habrá tiempo para todo, para el viaje, para el velero, para la vuelta al mundo...Y luego la vida se acaba de repente..."

Carmen Amoraga consigue una muy buena novela sobre un tema delicado. Y es que ante la muerte siempre tenemos miedo, pero ella consigue tratar el tema con suavidad, sin dramatismo y con esperanza. Al ser los protagonistas argentinos el tono de los diálogos y de los posts de Facebook llevan el acento argentino, lo que aporta un soplo de aire irónico. Justo este toque de humor dialectal es lo que no me gustó de la novela, noto los diálogos a momentos algo forzados y esa tonalidad me sacaba de la historia. Algo personal, porque el duelo y los sentimientos ante la pérdida de un familiar o amigo son los mismos aquí, en China o en Perú.

La vida era eso es una triste historia de amor con las redes sociales de fondo. Un camino de luz para saber valorar los pequeños momentos y salir a vivir a pesar de los contratiempos. Una novela intimista que leída en el momento oportuno es una lección de vida, la fuerza para renacer de las cenizas.


martes, 3 de octubre de 2017

Todos los días son nuestros. Catalina Aguilar Mastretta

TODOS LOS DÍAS SON NUESTROS
CATALINA AGUILAR MASTRETTA
EDICIONES DESTINO
300 PÁGINAS


SINOPSIS
 
María y Emiliano parecían una pareja indestructible, de esas que se conocen en el instituto, nunca pierden la pasión y terminan siendo dos adorables ancianos cogidos de la mano. Por eso, cuando llegan a la treintena y una noche, al volver de la fiesta de unos amigos, María empieza una discusión, nadie hubiese imaginado que la pelea terminaría con Emiliano haciendo las maletas y volviendo a casa de sus padres.
María, con una mirada siempre irónica y una capacidad envidiable de reírse de sí misma, nos cuenta atónita su ruptura y sus esfuerzos por recomponerse  como puede de este inesperado bache. Y nos muestra, sin querer y con una cercanía sobrecogedora, cómo se aprende a vivir sin las personas que creíamos que iban a estar a nuestro lado para siempre.
 
Nada es casualidad y cuando las oportunidades llaman a la puerta hay que saber escucharlas. Todos los días son nuestros y de nosotros depende vivirlos intensamente. Y esto es lo que viví gracias a estas páginas que desprenden sentimientos que enseguida tocan la fibra sensible. Me encanta cuando un libro me enseña lo equivocada que estaba, que no hay que juzgar, que hay que intentarlo y es que nunca sabes lo que puede esconderse detrás de cualquier historia. El título me enamoró al instante y la hermosa y colorida portada también, pero no la sinopsis. No me apetecía una historia de amor ñoña y edulcorada, pero María se presentó por sorpresa a casa y siempre hay tiempo para escuchar a las amigas.
 
El amor nos hace volar cada vez más lejos, igual que un globo que con el aire vuela más alto sin timón ni destino. Un cosquilleo que nos aleja del suelo y nos acerca a las nubes, hasta que de pronto la gravedad, un roce, un malentendido, otra persona o cualquier situación explota el globo y caemos al vacío de la soledad de un desierto. Y sentada, en la arena ardiente, encontramos a María al lado de un cactus intentando sacar una a una las espinas clavadas que dejó su relación con Emiliano. Después de diez años de hermosa relación, de toda una vida por delante, de pronto los nubarrones de un deterioramiento y múltiples peleas provocan una ruptura inesperada.

Con la marcha de Emiliano el mundo entero pierde el sentido, todo sigue impregnado por su olor, su recuerdo y sus palabras. María está enamorada de él, no acepta la soledad ni la pérdida de una parte de ella. Jamás pensaba que lo daba todo por él, que vivía para él y resulta que sin darse cuenta ella dejó de existir.

Escuchando a María vemos como los sentimientos perduran y arrastran el dolor. Es imposible olvidar a una persona de hoy a mañana y menos cuando el amor y la pasión formaron una bonita pareja. Las despedidas son duras y tristes y para entender los detalles que quebraron la relación, María, retrocede hasta la infancia para recuperar su vida. De los juegos y quedadas juveniles en el institutos nació la llama del amor, del respeto y de la convivencia. Y es que a pesar de las diferencias entre uno y otro, consiguieron unirse el futuro director de cine y la redactora de críticas de cine para una revista. Una historia propia de la mejor tragicomedia, risas y llanto regalo de la vida.

María de pronto ve el mundo quebrarse a sus pies. Con un toque de humor, mucha sinceridad y mucho sentimiento nos regalará su corazón echo trizas. Porque no hay mejor terapia que dejarse arropar por los amigos y la familia. Y María es una joven de treinta y pocos años con la que sintonizamos desde la primera página. ¿Quién no sufre por amor? ¿Quién no se arrepiente de mandar algunos mensajes? ¿Quién no siente la pérdida de un ser querido? Con un dulce acento mexicano nos enfrentamos a sus miedos y deseos, sufriendo con ella y derramando alguna que otra lagrimita.

Catalina Aguilar deja el listón muy alto con su primera novela. Se nota que es una joven que desde siempre vive rodeada de libros y que sigue los pasos de sus padres, escritores famosos. Y lo mejor, sabe adaptarse a los nuevos tiempos observando y narrando situaciones cotidianas con mucha frescura. Ello no quita que rocíe la novela con un toque de crítica social sobre la problemática toma de decisiones en la vida.

Todos los días son nuestros es una novela de amor y desamor, el aprendizaje a saber levantarse después de un fracaso y una novela donde la amistad es el motor para seguir disfrutando de la vida.



domingo, 10 de septiembre de 2017

Soy Yincanera

Lo pasé en grande participando en la yincana histórica y en las dos yincanas criminales. En ningún caso completé el casillero, pero sí anoté un montón de novelas y fue una gran experiencia.

 

Ana Kayena y Carmina regresan con Yincaneras, una iniciativa anual para descubrir, comentar y reseñar grandes novelas. Los buenos lectores leen todo el año y sobre diversas temáticas. Por eso en esta aventura la intriga y la diversión están aseguradas.


Test para saber si eres Yincanero:


1.- ¿Te gusta leer novelas, ya sean negras o criminales, históricas o de cualquier otro género que se te ponga por delante?


2.- ¿Te gusta reseñar novelas?


3.- ¿Te gustaría compartir impresiones con otros bloguer@s aficionad@s a la lectura en Twitter.

4.- ¿Participarías en sorteos donde las posibilidades de recibir libros fuesen muy elevadas?


5.- ¿Desearías que tanto Ana como yo nos volviésemos locas durante los próximos meses buscando las historias que mejor se adapten a tus gustos y así facilitarte los libros más interesantes del género?



REQUISITOS DE PARTICIPACIÓN:

- Es necesario ser seguidor@ de los dos blogs que organizamos esta iniciativa (Kayena: Negro sobre blanco y este). Eso nos permitirá seguir mejor las reseñas que se publiquen. En caso de no tener blog, servirán aquellas reseñas publicadas en Ciao.es o Amazon.es.

- Dejar un comentario en las “entradas” de ambos blogs, confirmando que queréis participar.

- Difundir la iniciativa en vuestro blog mediante un “post”, enviándonos el enlace bien por correo, bien a través de un comentario. También será el lugar donde tenéis que añadir los enlaces de las reseñas que publiquéis con este motivo. 

- Añadir el banner de la iniciativa en vuestro blog, enlazándolo a cualquiera de las entradas publicadas por los blogs organizadores.

- Difundir la iniciativa en redes sociales. En Twitter se ha habilitado el hastag #yincaner@s, así como el perfil @yincaner@s, al que os agradedecíamos que siguiéseis porque muchas noticias las recibiréis desde ese lugar. 


- Comprometeros a participar en las Lecturas Simultáneas en las que consigáis un ejemplar concreto y reseñarlo en vuestro blog.

La primera lectura simultánea es #PorEncimaDeLaLluvia, la última novela de Víctor del Árbol. Hay 10 libros en juego, yo no me lo pensaría ;)




viernes, 25 de agosto de 2017

Septiembre: el mes guerrero

Después de unos meses con apatía reseñadora llega el momento de recuperar el ritmo. No hay mejor opción que batallar por ello participando en el mes temático de Laky. Septiembre es el mes guerrero y consiste en leer y reseñar novelas que se sitúen en un periodo de guerras (Civil, mundiales...).

 
Ejemplos de novelas guerreras:
 
* "La luz que no puedes ver". Anthony Doerr
 
* "La bibliotecaria de Auschwitz". Antonio G. Iturbe
 
* "Los diarios de Ana Frank".
 
* "El niño con el pijama de rayas". John Boyne
 
* "La voz dormida". Dulce Chacón
 
* "El Ruiseñor". Kristin Hannah
 
En la entrada de Laky encontraréis toda la información para participar.
 
 
MIS LECTURAS
 

 



martes, 22 de agosto de 2017

Un café a las seis. Pilar Muñoz Álamo


UN CAFÉ A LAS SEIS
PILAR MUÑOZ ÁLAMO
KINDLE EDICIÓN
183 PÁGINAS
 
 
 
SINOPSIS
 
Raquel se dispone a acudir a una cita de compañeros de promoción organizada por su amiga Lourdes después de 25 años, aunque en el fondo siente que no debería ir; una parte del pasado, que no la ha dejado vivir en paz, podría estar esperándola en el hotel donde tendrá lugar la celebración.
Ansía ese encuentro tanto como lo teme. Porque aquello de lo que ha estado alimentándose a lo largo de su vida podría dejar de ser real. O atraparla para siempre.
Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él.
 
Dicen que el mundo es de los valientes y que en esta vida hay que arriesgar, de lo contrario la rutina atrapa y nos convierte en acomodados. Al nacer tenemos por delante un camino que seguir, a priori, parece un camino de rosas y con la edad se convierte en un sendero abrupto. Cada uno lo recorre a su manera, pero no podemos obviar el destino que nos aleja de un camino tranquilo para dejarnos frente a una carrera de obstáculos. En esta vida todo vale, valentía o rutina, cada uno lo siente y lo vive a su manera. El fracaso llega cuando uno vive por imposición o finge lo que siente.
 
En el camino literario también hay un largo trecho por recorrer y muchas veces a paso de tortuga. Pilar sigue siendo fiel a sus principios y desde siempre escribe con el corazón en la mano. Historias que el lector puede sentir cerca bajo el manto de una prosa cálida y chispeante que transmite la poesía cotidiana.
 
Un café a las seis es el relato de un encuentro de antiguos alumnos de instituto 25 años después. Lourdes, una gran amiga de Raquel, decide reunir a los estudiantes de C.O.U. de su generación para recordar las vivencias de esos años juveniles. Raquel teme la cita, y prefiere no asistir, a pesar que sabe que Lourdes no la dejará salirse con la suya. El pasado sigue latiendo en su cabeza y la nueva etapa de su vida no consigue apagar el fuego. Raquel es una mujer casada y con dos niños, pero no es feliz. Su matrimonio no pasa por un buen momento y el haber formado una familia no le da la tranquilidad que buscaba. A veces las circunstancias de la vida marcan un camino y nos acomodamos en el vagón viendo pasar los días sin sentirlos de verdad. Esto es lo que le pasa a Raquel, no puede olvidar ese amor de juventud, ese primer amor, que tanto le hizo sentir.
 
Por un día, Raquel, se olvida de los hijos y del marido para recuperar las amistades y observar los cambios de cada uno de los más de cien alumnos. La fiesta es como una caja de sorpresas, después de tantos años sin verse hay infinidad de cambios, de personas con carreras prometedoras, de fracasados, de hermosas familias, de homosexuales. Esto es la vida misma, un abanico de colores con grises y sombras que no existían en la adolescencia. Raquel se da cuenta que con la madurez cobran fuerza las sorpresas, el miedo, las críticas y las dudas existenciales.
 
Raquel en primera persona nos desvela sus miedos y sus sentimientos con ese viaje a la adolescencia. Esa época que todos recordamos con nostalgia: el cosquilleo del primer amor, la experiencia del viaje de estudios, los amigos del alma, las primeras marchas. Es inevitable no sonreír ante algunos recuerdos, llorar por otros y reflexionar en otros sobre si lo que tenemos es lo que deseábamos. El destino y los años pueden cambiar a las personas.
 
La trama de "Un café a las seis" es sencilla, con alguna que otra sorpresa, pero no es algo novedoso. Más de una vez hemos leído sobre reuniones de ex alumnos o visto alguna película. La peculiaridad de esta novela es la prosa cuidada y emotiva de Pilar, ese puro sentimiento que abraza al lector. No es la novela más completa de Pilar, pero sí la más cercana, la más asequible a cualquier lector. Desde la primera página nos sentimos identificados con Raquel, todos hemos vivido situaciones similares. Que la protagonista sea una mujer no es un inconveniente para leerla los hombres, seguro que ellos, a su manera, sienten ese cosquilleo de juventud que renace de las cenizas.
 
Pilar nunca se queda en la superficie y entre línea y línea deja reflexiones para quien quiera escuchar. La sobreprotección de los hijos, la enseñanza, la maternidad, las obligaciones familiares y la rutina. La felicidad es diferente para cada uno, solo hay que escuchar el corazón y tener la valentía de dar un paso adelante.
 
Un café a las seis es un relato fantástico para leer saboreando un café. Advierto que engancha y no lo podréis soltar hasta el final. La única pega es que es tan corto y con la emoción terminé la historia antes que el café con leche que se enfrió. No dejéis pasar esta bonita historia de nuevas oportunidades.
 
Como dice el maestro Joan Manuel Serrat:
 
Si la rutina te aplasta,
dile que ya basta
de mediocridad.
Hoy puede ser un gran día
date otra oportunidad.
 
 
 



martes, 11 de julio de 2017

Mi verdadera historia. Juan José Millás

MI VERDADERA HISTORIA
JUAN JOSÉ MILLÁS
SEIX BARRAL
112 PÁGINAS


SINOPSIS
Un día, volviendo del colegio, un adolescente como otro cualquiera arroja una canica desde un puente y ocasiona, sin querer, un accidente de tráfico. A partir de ese momento, la culpa irá cobrando forma en los pensamientos del protagonista, que halla en este hecho delictivo y en la obsesión y el amor por su víctima la salida a un entorno familiar que se desmorona con el divorcio de sus padres y la ansiedad de ocultar un gran secreto.
Con su peculiar estilo y humor personalísimo, Juan José Millás nos presenta en esta novela un retrato de los años de adolescencia, una época de tránsito hacia la edad adulta. Entre la osadía y la fragilidad, el protagonista cuenta todo aquello que no se ha atrevido a confesar hasta ahora.
 
 
Juan José Millás tiene la virtud de convertir historias simples en grandes novelas. El año pasado disfruté muchísimo con el personaje de Damián, protagonista, en Desde la sombra. Y al ver que acababa de publicar una nueva novela la quise leer, y me alegré al ver que Millás firmaba el primer fin de semana en la Feria del Libro de Madrid. Por la mañana pasé por su caseta y al ver la cola dejé la firma para la tarde, lo que no esperaba es que por la tarde con mi llegada se acercase la televisión y que toda España me vería en las noticias de La Sexta. Por supuesto que vi al cámara, estas cosas se ven a metros, pero no sabía para que canal era la grabación ni si la proyectarian. Sí salió la isleña en primer plano, me enteré a la vuelta al aterrizar en Palma y encender el móvil, todo eran mensajes de amigos avisando de ello. ¡Vaya puntería, con la cantidad de madrileños que hay en la feria, van y a eligen a la mallorquina! Una bonita anécdota para el recuerdo. A continuación dejo la foto del momento estelar y el enlace a las noticias de La Sexta (Min. 48)
 
 

La adolescencia es una época dura en la que los jóvenes dejan atrás la infancia y se creen mayores sin serlo. Momento de rebeldía durante la pubertad, crisis interna, conflicto con los padres y pequeños problemas que para ellos parecen montañas difíciles de escalar. El paso de la adolescencia a la edad adulta es el tema que trata Juan José Millás en esta novela.

"Mi verdadera historia" es la historia de un joven de doce años narrada por él mismo unos años más tarde. En ella nos cuenta que siente como sus padres no le prestan la atención que desea, que cada uno se dedica a sus quehaceres y él pasa a ser un mueble más de la casa. O eso pretenden que sea, desde pequeño le vienen prohibiendo hacer ruido porque el padre lee. Así que un lunes al salir del colegio se acerca a un puente y observa los coches que pasan por la autopista con la intención de suicidarse. Antes de tirarse decide observar la fuerza de la gravedad lanzando una canica que encontró en el patio del colegio. Lo que no sabe es que esa acción aparentemente insignificante dará un cambio radical a su vida, y es que la canica provoca un accidente de tráfico. En el coche viajaba un matrimonio con sus dos hijos y solo sobrevive la niña. Con el trágico desenlace se le quitan las ganas del suicidio y de tonterías, solo que no sabe que esa jugada le atormentará toda la vida.

La culpa es una mala compañera de viaje a la que deberá acostumbrarse. Cada día le recuerda que una simple decisión puede cambiar la vida de una persona en cuestión de segundos. Lo ocurrido será su secreto y el momento de dejar atrás la vida de cuento, sin preocupaciones y todo pintado de color de rosa, para darse cuenta que la vida nos pone a prueba y no siempre es fácil salir airoso.

La escritura es un sedante para el protagonista y el camino para ganarse a su padre. El padre es un gran lector y él quiere ser escritor para llegar a él a través de las palabras. Observa sus libros y se siente identificado con las obras de Dostoievski, a la vez que le crean el conflicto entre realidad y ficción. Y es que los padres cuentan con un sexto sentido que los hijos no entienden.

Millás sabe sacar partido a lo cotidiano y esta vez lo borda en una novela breve que va más allá de una simple historia juvenil. Una bonita edición acompañada de las ilustraciones de Lucas Climent Baró que capta a la perfección los momentos clave de la novela.

Mi verdadera historia es una novelita donde la culpa corroe el alma, el salto mortal que deja atrás la infancia y la cueva donde cada uno esconde sus secretos.

martes, 20 de junio de 2017

La nieta del señor Linh. Philippe Claudel


LA NIETA DEL SEÑOR LINH
PHILIPPE CLAUDEL
TRADUCCIÓN: JOSÉ ANTONIO SORIANO MARCO
EDICIONES SALAMANDRA
128 PÁGINAS
 
SINOPSIS
 
Una fría mañana de noviembre, tras un penoso viaje en barco, un anciano desembarca en un país que podría ser Francia, donde no conoce a nadie y cuya lengua ignora. El señor Linh huye de una guerra que ha acabado con su familia y destrozado su aldea. La guerra le ha robado todo menos a su nieta, un bebé llamado Sang Diu, que en su idioma significa "Mañana dulce", una niña tranquila que duerme siempre que el abuelo tararee su nana, la melodía que han cantado durante generaciones las mujeres de la familia. Instalado en un piso de acogida, el señor Linh, sólo se preocupa por su nieta, su única razón de existir hasta que conoce al señor Bark, un hombre robusto y afable cuya mujer ha fallecido recientemente. Un afecto espontáneo surge entre estos dos solitarios que hablan distintas lenguas, pero que son capaces de comprenderse en silencio y a través de pequeños gestos. Ambos se reencuentran regularmente en un banco del parque hasta que, una mañana, los servicios sociales conducen al señor Linh a un hospicio que no está autorizado abandonar. El señor Linh consigue, sin embargo, escapar con Sang Diu y adentrarse en la ciudad desconocida, decidido a encontrar a su único amigo. Su coraje y determinación lo conducirán a un inesperado desenlace, profundamente conmovedor.
 
 
El 20 de junio es el Día Mundial del Refugiado. La violencia no cesa y cada día miles de personas se quedan sin hogar a causa de las guerras por diferencias políticas y religiosas. Personas despojadas de una vida que deben empezar de cero. Por eso hoy quiero dar mi apoyo a las familias obligadas a huir con la recomendación de una gran novela, "La nieta del señor Linh", de Philippe Claudel.
 
La primera vez que leí esta novela fue en catalán, un ejemplar que encontré en la biblioteca y que se vino a casa motivada por entusiastas reseñas. Y efectivamente es una novela tan tierna como triste, una historia para releer y pensar en esa pobre gente que de un día para otro se quedan sin nada. No aprendemos, la maldad no cesa y destruye familias y patrimonio. Una enfermedad que se expande país tras país dejando caminos de personas buscando un nuevo hogar. Por todos los temas que toca es un libro que impacta tanto como gusta, lo que provocó la necesidad de conseguir el libro para releer y me hice con la edición en castellano publicada por Salamandra.
 
La guerra destruye la aldea y el país del anciano Linh, no queda rastro de los arrozales y él y su nieta Sang Diu son los únicos supervivientes de la familia. Linh sabe que no puede rendirse por su nieta, tan jovencita merece una vida lejos de sus raíces quemadas por las armas, y emprende un largo viaje en barco rumbo a otro país. Con la mirada fija se despide de su tierra y su pasado que empequeñecen con la distancia.
 

 
Integrarse en un país desconocido es complicado, el anciano se encuentra en un centro de refugiados con personas que no conoce, una lengua extraña y una ciudad demasiado moderna y ruidosa a lo que era su pequeña aldea familiar. No se relaciona con los compañeros y estos se burlan al verlo siempre con la niña pegada a su cuerpo. Lo único que pudo recuperar para su nueva etapa fue una maleta con ropa usada, una fotografía casi borrada por el sol y un saquito de tela con un puñado de tierra. Esas cosas, la nieta y los recuerdos son sus pertenencias, el resto se lo robaron.
 
Sang Diu, que en su idioma significa mañana dulce, es una niña de meses muy tranquila, parece entender la situación y no se queja por nada. El abuelo le canta una nana perteneciente a su familia, todas las mujeres la cantaban de generación en generación y él se la ofrece para no perder las tradiciones. Paseando por los alrededores del centro conoce al señor Bark, un hombre grandote y amable, con el que entablará una bonita amistad. Cada día se citan en un banco y disfrutan de unos minutos de compañía. Dos seres solitarios y mayores, el señor Bark perdió hace poco a su mujer, que a pesar de no hablar el mismo idioma se comunican a través de pequeños gestos y sonrisas.
 
El señor Bark se convierte en un gran amigo para Linh, la motivación para salir cada día a pasear y conocer la ciudad. Pero la vida es dura y no conforme con robárselo todo también lo alejan de él al encerrar al viejo y la nieta en un hospicio. Si algo caracteriza a Linh es su perseverancia y fuerza, lo que desemboca en un impresionante final.
 
Philippe Claudel nos adentra en el drama de los refugiados con una tierna y triste historia. Un canto a la libertad y a la tolerancia en manos de la amistad. La amistad entre Linh y el señor Bark mueve montañas y no entiende de razas, religión ni fronteras. Un gesto de cariño puede salvar vidas y una sonrisa es la mejor arma contra la indiferencia. Claudel a través de un narrador en tercera persona nos presenta a los tres grandes personajes de la novela, los dos ancianos y la niña, en un ejercicio en el que el lector debe tomar parte de la historia. Él nos enseña el lado más amargo de la guerra, la soledad y la vejez, siempre sin profundizar en el dolor para que el lector escuche los silencios y sienta la desesperación y la esperanza según el momento. Para ello utiliza una prosa con tintes poéticos que la convierte en una pequeña obra maestra.
 
No sabemos la procedencia del señor Linh ni conocemos el país donde intenta integrarse después de la huida. Los destinos son insignificantes, cada día hay centenares de humanos en la misma situación, lo necesario es concienciar a la gente del sufrimiento y de la colaboración. Nadie está a salvo.
 
La nieta del señor Linh es una hermosa y conmovedora historia de amistad con personajes que recuperan la identidad en nuestro corazón.