jueves, 19 de abril de 2018

Frida Kahlo. María Hesse


FRIDA KAHLO. UNA BIOGRAFÍA
MARÍA HESSE
LUMEN EDITORIAL
155 PÁGINAS
 
 
 
SINOPSIS
"Pies, para qué los quiero si tengo alas para volar".
Frida fue algo más que dolor y angustia. Quiso ser fiel a su arrolladora personalidad y se convirtió en una artista llena de vida. Su pintura es fiesta, color, sangre y vida. Fue una luchadora qué decidió ponerse el mundo por montera y una mujer apasionada que no se conformó con estar a la sombra de su gran amor, el pintor Diego Rivera. Frida decidió vivir con intensidad, tanto las desgracias como las alegrías que le deparó la existencia.
 
 
Disfrutar de una historia ilustrada es una sensación fantástica que incrementa el valor al ver al artista en persona y dibujando dedicatorias. María Hesse, hace unos meses, presentó el libro " Frida Kahlo. Una biografía" en la librería Rata Corner. Asistí con el libro leído y disfruté doblemente con la información del proceso creativo que compartió la autora. María Hesse es una dibujante que dota con mucha personalidad sus ilustraciones, en ellas vibran los colores y la sensibilidad con el corazón brotando del pecho. Lo que podemos resumir en amor por las ilustraciones y amor a la vida.
 
Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.



Dibujar y publicar una nueva biografía sobre Frida Kahlo era una apuesta arriesgada, mucho se ha editado sobre la mexicana, pero nunca es suficiente para conocer a esa gran artista y María supo aprovechar muy bien el camino artístico. Le da al texto frescura y un toque infantil combinando textos del diario de Frida con otros suyos sacados de las múltiples lecturas que la acercaron más profundamente a Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón.


Frida, fue una famosa pintora mexicana, nacida en Coyoacán que vivió 47 años llenos de dolor y enfermedades. La polio y la escoliosis fueron enemigas que la acompañaron toda su vida, y que ella sobrellevaba con fortaleza y perseverancia. Nació el 6 de julio de 1907 pero le gustaba decir que nació en 1910, no por el hecho de quitarse años, sino por ser el año que comenzó la Revolución mexicana y ella era revolución. Desde pequeña demostró ser una niña con mucho temperamento.


María a través de once capítulos breves nos acerca a Kahlo en un recorrido vital y abrupto, escrito en primera persona, remarcando el dolor y el amor. Eso que dicen de "a perro flaco todo son pulgas" parece cobrar sentido en la vida de Frida. No tuvo una infancia fácil y en la adolescencia, a los 18 años, estuvo a punto de perder la vida en un accidente de autobús. Durante su convalecencia necesitaba encontrar un sentido para evitar las largas horas de inmovilidad y empezó a pintar, gracias a unas pinturas que le regaló su padre. La mayoría de sus obras eran autorretratos marcados por su dolor y la soledad.
 
Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco.

 
Se enamoró perdidamente del pintor Diego Rivera y su relación fue una montaña rusa. "Un accidente" como lo llamaba ella, al no ser correspondida como deseaba y es que Rivera era un mujeriego empedernido.

Frida falleció muy joven pero para muchos sigue viva, la eterna vida de una gran feminista, pintora y luchadora. Una mujer adorada  que dejó huella con su obra surrealista, aunque ella siempre dijo que no pertenecía a esa tendencia.
 

Ellos creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca he pintado sueños, yo pintaba mi propia realidad.

Maria Hesse ilustra con mucho sentido y colorido la desgraciada vida de la mexicana. Recrea autoretratos de Frida e une su simbología a ellos, ilustrando su maravilloso y surrealista paso por el mundo. Un lujo conocer a Frida bajo la visión de su mirada, consigue una imagen muy propia y trabajada sobre la existencia de la revolucionaria.
 
Bebía para ahogar mis penas, pero las muy desgraciadas aprendieron a nadar.

"Frida Kahlo. Una biografía" es una maravilloso libro ilustrado que con un formato casi de diario, lo que le otorga un toque auténtico y personal, viajamos en el tiempo para conocer a una mujer única. Una edición para aprender y disfrutar con las imágenes.

 



sábado, 14 de abril de 2018

Mayo, mes de la metaliteratura

Después de meses sin participar en un mes temático no puedo dejar pasar el mes dedicado a la metaliteratura. Me apasionan los libros que tratan sobre libros, escritores, librerías, lectores...¿Y a quién no?


Las bases para participar en el mes temático organizado por Laky son muy sencillas:

- Leer y reseñar uno o más libros encuadrados en el género metaliterario desde el 1 hasta el 31 de mayo.

- Publicar un post individual en vuestro blog incluyendo el banner.

Para participar en el mes temático Laky sortea 3 ejemplares de "La paradoja del bibliotecario ciego" de Ana Ballabriga y David Zaplana. El plazo para participar en el sorteo finaliza el próximo sábado 21 de abril a primera hora de la mañana.



Ahora viene la difícil tarea de elegir lecturas ;)




miércoles, 11 de abril de 2018

Pequeñas historias de ellas. Magdalena Albero Andrés

PEQUEÑAS HISTORIAS DE ELLAS
MAGDALENA ALBERO ANDRÉS
EDITORIAL MALUMA
290 PÁGINAS


SINOPSIS

Atenas, Estambul, Londres, México, Taormina, Toronto...son algunos de los escenarios donde ocurren estas historias. Presentan momentos de cambio, íntimos o públicos, que muestran el acontecer de una vida. Hablan de libertad, de soledad, de nostalgia, de esperanza, de distintas formas de amar, de vida y de muerte. Recogen las voces de madres, de emprendedoras, de mujeres que se arriesgan, que denuncian, que crean, que cambian de país o de modo de vida, que descubren secretos, que sobreviven a la adversidad, que son capaces de imaginar presentes y futuros diferentes. Son las voces de treinta y seis mujeres de distintas edades, que viven en lugares y momentos históricos diversos. Mujeres anónimas en Europa y América han inspirado estos relatos. Dos de ellos recogen la peripecia vital de personajes históricos injustamente olvidados o poco reconocidos.

De Los caminos del mar a Pequeñas historias de ellas, de novela a relatos, de la descripción a la brevedad. Todo ello siempre con las mujeres como protagonistas. Las mujeres, esas grandes olvidadas,  que necesitan salir a la luz y gritar que siguen vivas buscando que las escuchen para nunca más seguir en el anonimato. Magdalena Albero tiene muy claro que hay que darles visibilidad y por eso sus personajes más importantes siempre son mujeres.
 
En su primera novela "Los caminos del mar", ganadora del II Certamen internacional de Novela Histórica Ciudad de Úbeda, acompañamos a Irene por la Antigua Grecia y disfrutamos con las aventuras y su evolución a lo largo de los años. En este libro conocemos a treinta y seis mujeres y sus historias. Dicen que cada persona  o mujer es un mundo y es muy cierto, por eso Magdalena nos acerca a un par de ellas pero el abanico de vivencias puede ser extenso. Escuchando y observando la autora encuentra la voz necesaria para escribir sobre mujeres anónimas de América y Europa. Además de regalarnos la semblanza de dos personajes históricos bastante olvidados, en mi caso, todo un descubrimiento porque es la primera vez que escucho hablar de Teodora (emperatriz de Bizancio y esposa del emperador Justiniano) y de la escultora Camille Claudel.
 
El relato es un género literario al que recurren muchos autores, para dar a conocer personajes y sucesos tanto reales como ficticios de breve extensión, pero parece ser poco del agrado de muchos lectores. Es cierto que a veces queda la sensación de vacío o ganas de conocer más detalles sobre lo que se cuenta. Todo depende del narrador y su punto de vista frente a lo que uno lea y espere de ello. Estas Pequeñas historias de ellas ofrecen cercanía a pesar de transcurrir en diversas ciudades del mundo como Estambul, México, Toronto, Londres, Atenas... Y es que la autora lo cuenta con tanta naturalidad que es como escuchar a alquien narrar su experiencia o un acontecimiento. Son como pequeños relatos orales, algunos casi microrrelatos y otros de unas pocas páginas. Y por supuesto la conclusión de ellos puede ser diversa, a veces demasiado breve, otras con un final semicerrado y otras muchas con la impresión de no faltar detalle. Las descripciones extensas son absurdas si con cuatro pinceladas se ofrecen todos los datos necesarios y el texto transmite las sensaciones buscadas.
 
¿Qué encontramos en estos relatos? Un ramillete de mujeres con sueños, desesperación, miedo y valentía que con el relato de su vida enseñan y transmiten su particular visión de la realidad. Algunas en primera persona y otras en tercera narran su particular camino emprendedor, la búsqueda de la felicidad, el amor, la amistad, romper las barreras o encontrar su bienestar. Lo que para unas es un lujo para otras puede ser un tormento.
 
Magdalena Albero escribe sobre mujeres anónimas y para salvarlas de esa situación dota a cada protagonista de nombre. Porque las protagonistas de estos relatos, independientemente de su raza y nacionalidad, son personas como tú y yo. Niñas, adolescentes o señoras que pasan por situaciones reales y emotivas que sorprenden con giros y decisiones. Madres, hijas, abuelas, amigas, hermanas...son féminas muy importantes en todas las familia y cualquier cosa que les ocurra para bien o para mal nos afecta. Escuchar y observar es necesario para evitar que el silencio se interponga en el camino.
 
No puedo hablar de cada una de las treinta y seis mujeres que aparecen en el libro, pero sí mencionar los relatos que más me gustaron.
 
* Ilonka y los espejos. Ann Harris evita mirarse en los espejos, no quiere ver esa mujer en la que se convirtió al abandonar su país de origen en busca de un lugar mejor. Las circunstancias hacen que no trate a sus hijos con el cariño que merecen.
 
* ¿Dónde está Kate? La historia de una madre que abandona a sus gemelas para evitarles el sufrimiento. Un relato muy emotivo y triste.
 
* Los colores de Cynthia.  Los colores son los protagonistas en la vida de esta mujer fotógrafa, a través de ellos descubrimos su estado anímico.
 
* Paquita y su carta a los Reyes Magos. Los deseos de una señora mayor que ve apagar su vida en soledad y acusando los achaques propios de la tercera edad.
 
 Pequeñas historias de ellas son relatos escritos de forma sencilla que emocionan, sorprenden y entretienen. Una recopilación de vivencias de mujeres que conquistan por su realismo y su cercanía. Una bonita manera de no silenciar los sueños y los miedos dejando que las mujeres hablen libremente.
 
 
 

jueves, 5 de abril de 2018

Sigo siendo yo. Jojo Moyes


SIGO SIENDO YO
JOJO MOYES
TRADUCCIÓN: EVA CARBALLEIRA Y SANDRA CHAPARRO
EDITORIAL SUMA DE LETRAS
544 PÁGINAS

SINOPSIS

Lou Clark sabe demasiadas cosas...
Sabe cuántos kilómetros hay entre su nuevo hogar en Nueva York y su novio, Sam, en Londres.
Sabe que su jefe es un buen hombre y sabe que su mujer le está ocultando un secreto.
Lo que Lou no sabe es que está a punto de conocer a alguien que va a poner toda su vida patas arriba.
Porque Josh le recordará tanto aun hombre que conocía que hace que el corazón le duela.
Lou no sabe lo que hará a continuación, lo que sí sabe es que lo que decida lo cambiará todo para siempre.

Con Sigo siendo yo, Jojo Moyes, cierra la trilogía Antes de ti. Leí "Yo antes de ti" hace casi cuatro años y su final nada parecía indicar que la historia seguiría. Es más, me sorprendí tiempo después al conocer la publicación de la segunda parte, que justo leí unos días antes de comenzar la lectura conjunta de Sigo siendo yo. Al principio vi arriesgado continuar una historia cerrada, pero la autora tiene olfato y de manera formidable nos ofrece un personaje entrañable y peculiar con Lou Clark. Al cerrar la trilogía es como mirar hacía abajo desde un rascacielos de Nueva York y sentir un gran vacío.

No soy gran lectora de novela romántica, pero después de leer un libro de Jojo Moyes es fácil caer rendida a sus historias. La autora no ofrece simples amoríos sino que para ella lo importante son las personas y lo que sucede a su alrededor. Personajes de carne y hueso con sus defectos y virtudes que podríamos ser nosotros mismos. Y el secreto para ello está en narrar situaciones realistas con su toque de humor, dolor e indecisión. ¿Quién no duda en algún momento?

Antes de esta reseña, lo ideal era publicar el comentario de Después de ti pero después de un tiempo sin publicar en el blog y unas semanas sin tiempo libre me fue imposible. La publicaré en breve, aunque, de esta trilogía lo mejor es conocer lo menos posible, a pesar que las sinopsis dejan entrever algunos de los acontecimientos. Como viene siendo habitual en las sagas, lo mejor es leer los libros en orden y en esta ocasión también para ver la impresionante evolución de Lou.

Lou abandona su trabajo en un bar del aeropuerto para emprender una nueva aventura en Nueva York. Acepta la recomendación de su amigo, Nathan, para ser la asistente de una señora millonaria que vive en uno de los barrios más lujosos de la ciudad. La estancia, en la Gran Manzana, nada tiene que ver con su Londres natal y debe adaptarse a vivir alejada de la familia y a múltiples cambios que afectaran a su relación con Sam. 

Los días junto a Agnes son vertiginosos con una agenda repleta de actos y visitas a centros de estética que llevan a Lou a un mundo inimaginable. Correr por las mañanas en Central Park es solo el aperitivo de lo estresante que puede llegar a ser obedecer a los caprichos de gente rica. Poco a poco el nuevo mundo de ricachones y la ciudad aceptan a la protagonista como uno más de sus múltiples inmigrantes. Y entre el bullicio de gente conocerá a Josh, un joven que le recuerda a todas horas a Will. 

Sigo siendo yo es una novela de superación en la que Lou demuestra que a pesar de los imprevistos uno tiene que seguir siendo fiel a sí mismo y no dejarse llevar por la avaricia. No es fácil cambiar de aires y adaptarse a una vida completamente diferente, pero lo importante es avanzar y levantarse a cada tropiezo. La vida duele, las pérdidas también, pero más duele no luchar por salir del dolor y vivir atrapado por sus garras. El proceso del duelo es largo y ella siente la voz de Will que le habla y le da la fuerza necesaria para ser feliz.

En la primera novela todo parecía indicar que el protagonista indiscutible era Will y Jojo Moyes da un giro radical para que la trilogía se centre en la valiente Louisa Clark. Las segundas oportunidades llegan y estas pueden sorprender aunque el miedo esté siempre presente. Por eso el amor no es representativo de un cuento de hadas, la relación de Sam y Lou pasa por momentos críticos a causa de la distancia y los rumores. 

Jojo Moyes, en esta tercera novela recupera personajes de las anteriores y aunque a ratos pierden protagonismo no dejan de sorprender. Pero sí que a momentos, es la novela más extensa, tuve la sensación que la trama se alarga innecesariamente. Parece que hay una tendencia a escribir hojas de relleno, y lo único que consiguen es aburrir al lector al perder interés la trama.

Después de ti es una bonita novela que sorprende con una Lou alocada y más madura. La segunda y tercera parte no son tan emotivas como la primera, pero es inevitable no encariñarse con la protagonista que con su naturalidad y generosidad se gana el corazón de los lectores.




martes, 20 de marzo de 2018

No he salido de mi noche. Annie Ernaux


NO HE SALIDO DE MI NOCHE
ANNIE ERNAUX
TRADUCCIÓN: LYDIA VÁZQUEZ JIMÉNEZ
EDITORIAL CABARET VOLTAIRE
129 PÁGINAS


SINOPSIS

"Mi madre sufrió la enfermedad de alzheimer a principios de los años 80. Finalmente tuve que ingresarla en una residencia de ancianos. Siempre que volvía de mis visitas, necesitaba escribir sobre ella, sobre su cuerpo, sus palabras, el lugar donde se encontraba. No sabía que aquel periodo me conduciría hacía su muerte, en 1986."
"No he salido de mi noche" son las últimas palabras escritas por la madre de Annie Ernaux. Contienen todo el dolor de una mujer en el comienzo de su enfermedad y simbolizan el largo y doloroso trayecto que se anuncia para el enfermo de Alzheimer y su familia.
"Al hacer públicas estas páginas, las revelo tal y como fueron escritas, fruto del estupor y el trastorno que entonces sentía yo. No he querido modificar nada al transcribir aquellos momentos en que me quedaba junto a ella, fuera del tiempo, de todo pensamiento. Había dejado de ser la mujer que había conocido, que velaba por mi vida, y sin embargo, bajo ese rostro inhumano, por su voz, sus gestos, su risa, era mi madre, más que nunca."



No recuerdo las veces que me recomendaron leer a Annie Ernaux. Por tanto, "quien no oye consejo, no llega a viejo" y nunca está demás escuchar a los amigos lectores y al rugir de la naturaleza. Y digo naturaleza porque podemos elegir muchas cosas en la vida pero no podemos luchar contra la naturaleza de las cosas, las enfermedades o la huella que el paso del tiempo marca en las personas. Somos humanos y el ciclo de la vida se inicia con el nacimiento y finaliza con la muerte. Nadie se libra de la muerte, lo único que sí podemos es intentar retrasar ese momento y a veces suavizarlo, siendo siempre doloroso. No queremos perder a nadie, aunque sabemos que eso es imposible, pero tampoco es agradable sufrir.
Después de leer este librito entiendo perfectamente las recomendaciones. Me gustan las historias de mujeres, intimistas, autobiográficas y emotivas. "No he salido de mi noche" es una lectura que te agarra a la vida y no te suelta a pesar de la dolorosa fase vital que representa. Es imposible salir de ella sin nostalgia, angustia y ganas de aprovechar cada segundo. Por ello, necesito escribir la reseña enseguida, y sacar a la luz las punzantes impresiones y reflexiones que ofrece un libro tan personal. En parte me alegro, su lectura me aporta la sacudida necesaria para renacer de las cenizas y recuperar las ganas de escribir en el blog. Y es que muchas veces hago una montaña de problemas insignificantes que pueden tener solución trazando un nuevo plan o cambiando la mentalidad. Lo único que no tiene vuelta atrás es la pérdida de un ser querido.

La madre de Annie falleció en 1986, de una embolia, a los 79 años. Unos años antes a consecuencia de un accidente no volvió a ser la misma y en 1984 le diagnosticaron Alzheimer. "No he salido de mi noche" es el diario que escribía la autora al llegar a casa, pequeños párrafos para narrar el día a día junto a su madre durante el periodo que la tuvo en su casa antes del ingreso en el geriátrico. Tristes y desgarradoras impresiones sobre la degradación de su madre a consecuencia de la enfermad, que anotaba en trozos de papel, sin fechas. No es sencillo ni placentero compartir el dolor, aunque las experiencias de otros puedan ayudarnos a llevarlo mejor en una situación similar. Por eso, tras el fallecimiento de su madre no podía releer las anotaciones, le faltaba valor, y le escribió el libro "Una mujer" donde narra el relato de su vida y la relación entre ambas.

Dos años conviviendo con la demencia senil que poco a poco le roba a su madre. Esa mujer valiente y trabajadora que nada parecía pararla hasta que la degradación física y mental la despoja de razón, pensamientos y pertenencias dejando un cuerpo inerte que no responde a los estímulos. Todo lo vive y todo lo pierde entre las paredes del geriátrico donde comparte residencia con mujeres y hombres, jugando y peleándose como críos en el patio del colegio. Una modesta convivencia de cuerpos semidesnudos, olor a orín, dentaduras perdidas y pasteles pudriéndose en los cajones. Una sensación asfixiante donde la piel arrugada, la mente perdida  y los cuerpos atados a una silla, evitando accidentes mayores, enseñan la cruda realidad de los enfermos.

Ver apagar la vida de las personas queridas y el cambio en su rostro, apenas reconocible por una sonrisa o gesto es un ejercicio inquietante. Annie en algún momento dice que la prefiere loca a muerta, hasta que la situación es insostenible y desea que deje de sufrir. Aunque este es el momento que la culpa atormenta y machaca por dentro al desear la muerte de alguien. La autora no deja de comparar la vejez con la infancia. Ve como la vida toma un camino inverso y los movimientos y acciones que realiza su madre la llevan a sus recuerdos de infancia. Solo que cuando las fechorías las realiza un crío son graciosas y vistas en la vejez son un dolor punzante. En estos casos es inevitable mirar nuestro cuerpo y reflexionar sobre los cambios que otorga el camino hacía la madurez.

"No he salido de mi noche" son las últimas palabras que escribió su madre en una carta que al mes de empezarla no era capaz de terminar. Pero el título, también, hace referencia a la oscuridad que deja la muerte, ese vacío en el que nada consuela hasta encontrar la luz que nos guíe a seguir.  

"Entre mi vida y mi muerte ya solo la tengo a ella, demente".
 
Annie escribe lo que le llama la atención, no se deja llevar por la poesía, ni por la buena literatura, solo por los sentimientos. No tenía intención de compartir algo tan personal, por eso la magia de la sencillez radica en que puntada a puntada teje el tapiz de los recuerdos. Sin florituras ni adornos que mejoren el resumen diario de los encuentros con su madre en los últimos años.

"No he salido de mi noche" es un relato intimo que requiere el momento adecuado para captar la esencia de esos trazos escritos a corazón abierto. La autora se desnuda y cubre al lector con su calidez en una situación tan cercana y dolorosa como es la pérdida de un familiar. Una prueba a fuego donde no todo son virtudes, hay muchos defectos y remordimientos que pueden ponernos a prueba. No es fácil dar voz a quien la está perdiendo.

domingo, 4 de febrero de 2018

Tantos lobos. Lorenzo Silva


TANTOS LOBOS
LORENZO SILVA
EDICIONES DESTINO
190 PÁGINAS

SINOPSIS

Hay tantos lobos hambrientos en el bosque...El curtido investigador Bevilacqua, con la inestimable ayuda de su compañera Chamorro, se enfrenta de manera implacable a la mayor crueldad posible: la capacidad de dañar a personas que, por edad y condición, son las más indefensas del mundo. Cuatro son las chicas que aparecen muertas: jóvenes, adolescentes o niñas que han sido cazadas por el depredador, por ese lobo astuto que, quizá disfrazado de amigo, acabó comiéndose a Caperucita.
En un ambiente marcado por el bochorno del verano, Bevilacqua y Chamorro se ven obligados a utilizar el talento y la perspicacia que los caracteriza  para lidiar con unos casos en que los nuevos paradigmas de nuestra sociedad representan el terror que se esconde en cada esquina, detrás de cada árbol del bosque por donde pasean nuestros pequeños.

Pocos escritores pueden alardear de tener unos personajes tan famosos en la literatura. Bevilacqua y Chamorro, son una pareja de guardia civiles, que acompañan a Lorenzo Silva y a muchos lectores desde hace veinte años. Muchos casos resueltos a lo largo de 8 novelas y dos libros de relatos. Tantos lobos es el segundo libro de relatos y es un homenaje a estos personajes y un regalo para los lectores que confiaron en ellos.

La vida, en muchos casos, no es un cuento con final feliz. Por eso, Lorenzo Silva, nos adentra en el oscuro bosque de las redes sociales, donde muchas Caperucitas comparten fotos y amistad con extraños, sin percatarse que detrás de la piel de cordero hay muchos lobos escondidos. Charles Perrault cobra vid en estos relatos, mientras su Caperucita es más roja que nunca por llegarle la muerte a una edad temprana y de forma cruel, sin llegar a tiempo el cazador para salvarla.

Mi relación con la saga de Bevilacqua y Chamorro es un tanto caótica. El primer libro que leí fue La marca del Meridiano, Premio Planeta 2012, después me acerqué al inicio de la saga con "El lejano país de los estanques" y de ahí voy leyendo uno moderno y otro más antiguo. Espero algún día leerlos todos y poder analizar mejor la evolución de sus protagonistas.

Tantos lobos está formado por cuatro relatos, dos de ellos inéditos y los otros dos publicados anteriormente en prensa. Cuatro casos que en común tienen el suceder en verano y con víctimas femeninas, tres adolescentes y una niña. Cuatro espeluznantes casos en los que la pareja de Guardia Civiles va a la caza de asesinos que andan sueltos por el oscuro bosque de las redes sociales, el acoso escolar y la violencia de género entre jóvenes. Sucesos difíciles por la presencia de víctimas menores de edad, lo que supone siempre un mal trago muy angustioso. 

Lorenzo Silva en estos relatos, "547 amigos", "Antes de los dieciséis", "Cuatro novios" y "La hija única", pretende criticar la fragilidad de los niños y advertir de los problemas de las redes sociales. Breves historias que intentan demostrar que los hijos bailan al límite del precipicio con los avances informáticos, en los que intentan captar la atención de los amigos, tener más que otros y enseñar su belleza. Lo que desconocen es que el mundo oscuro de las redes esconde falsos amigos, animales con dos caras, que intentan cazarlas. Un sendero desconocido por los padres y que los hijos evitan enseñarles para no ser criticados o regañados.

Con estos relatos vemos como Bevilacqua y Chamorro con el paso de los años tienen que adaptarse a los cambios y modernizarse. En sus inicios el mundo informático no estaba a la orden del día y con los jóvenes pegados todo el día a un móvil u ordenador, y el bullying era casi un tema tabú en el que los niños no tenían voz.

La trama de estos cuentos macabros es sencilla y breve, menos de cincuenta páginas para exponer el caso y su resolución. Lorenzo Silva no deja cabos sueltos y va directo al grano. No es necesario abrumar al lector con descripciones innecesarias, pero después de leer varias novelas de estos dos protagonistas eché en falta una mayor profundización y más investigación. Los relatos se leen tan rápido que en un suspiro cerramos el libro y nos quedamos con ganas de más.

Tantos lobos son cuatro casos del subteniente Bevilacqua y su ayudante Chamorro que nos abren los ojos frente a las problemáticas modernas. Un paseo por el bosque virtual repleto de la maldad más real.




jueves, 11 de enero de 2018

El músico de la lluvia. Mar Mella


EL MÚSICO DE LA LLUVIA
MAR MELLA
AMAZON
483 PÁGINAS


SINOPSIS

Cuando Frédéric Chopin y la escritora francesa George Sand alcanzan el escarpado pueblo de Valldemossa, las nubes amenazan lluvia. Su gélido alojamiento, en la celda de un antiguo monasterio, marcará el inicio de una lucha contrarreloj para tratar de esquivar la muerte.
Casi dos siglos después, un psiquiatra afincado en Nueva York, un escritor en conflicto con su pasado y una joven compositora seducida por la magia de Valldemossa, tratarán de desafiar al paso del tiempo en la hipnótica belleza de la isla de Mallorca. Su guía...el diario de un monje cartujo.



"No podemos arrancar una página del libro de nuestra vida, pero podemos tirar todo el libro al fuego". Esta frase de George Sand demuestra que la escritora tenía un carácter fuerte, que era una mujer de armas tomar, que no tenía miedo y que era una vividora. Cualidades peculiares para una mujer del siglo XIX. En mi opinión veo más lógico el pasar página, podemos olvidar, cambiar y aprender de los errores, pero cada situación vivida nos representa y no se puede borrar. Mar Mella con "El músico de la lluvia" nos invita a reflexionar sobre los cambios de la vida, de nuestras raíces, el amor y las enfermedades. El pasado nos representa y esta novela forma parte de mi adn y del de muchos mallorquines.

Es inevitable ver que la trama de una novela transcurre en la isla y no querer leerla. Me gusta bucear en sus páginas para ver lo que nos representa y la percepción que tiene el autor sobre esta pequeña porción de tierra. Cuando vi, en Instagram, que "El músico de la lluvia" transcurre en Valldemossa me llevé una gran sorpresa. La Serra de Tramuntana, y especialmente Valldemossa son un lugar privilegiado que atrae la atención de muchos escritores, sin ir más lejos  "Pan de limón con semillas de amapola" de Cristina Campos. Pero lo que de verdad emociona es la magia de los libros que llegan de forma inesperada a ti, te seducen y despiertan los recuerdos infantiles. Eso sin contar que una lectura conjunta te descubre que la autora vive en tu misma ciudad y tienes la suerte de conocerla por una quedada bloguera. Sí, con la visita de Manuela tuvimos la suerte de quedar con Mar, hablar sobre la novela y mucho más, y al día siguiente ir tras las huellas de Chopin en la Cartoixa de Valldemossa. Un encuentro especial con la música de fondo de la lluvia. 

Me gustó tanto la prosa de Mar que enseguida compré Azul Vermeer. Nada tienen que ver una novela con la otra, El músico de la lluvia es más intimista y pausada, para leer despacio y vibrar con la melodía de las palabras. El año pasado decidí no planificar más las lecturas y elegir en base a las necesidades del momento, dejando que un libro me inquiete por conocer más obras del autor o me invite a descubrir libros nuevos. A veces es necesario salirse de la zona de confort, cambié el parchís por el Juego de la Oca, y por ahora la experiencia es de lo más gratificante. Dejé de buscar un ritmo frenético y contar cadáveres para saltar de libro en libro y dejar que sorprenda el azar, el momento o las recomendaciones. El músico de la lluvia me llevó hasta Azul Vermeer, además de anotar libros de George Sand, especialmente "Un invierno en Mallorca" que compré hace años y todavía no leí. Y con Azul Vermeer quiero acercarme a "La joven de la perla".



José, psiquiatra, viaja a Valldemossa acompañado por su hija Adriana buscando recuperar la relación perdida. Ambos se instalan en casa de Santiago Salgado, un reconocido escritor, que requiere la ayuda de su amigo José para analizar el perfil psicológico de los personajes de su nuevo libro, no es la primera vez que ambos unen experiencia. Aitana, compositora,  aprovecha el verano para impartir un curso de música. Con la convivencia intentarán unir lazos y poner en orden los fracasos y los miedos que empujaron a José a abandonar a su mujer e hija, cuando esta era una criatura.

Santiago comparte con José el diario de Bartolomé, un monje cartujo en el que dejó por escrito su vida, y que encontró en la casa donde reside. Una historia que atrapa y emociona a los dos amigos y los invita a conocer al detalle su pasión por la vida a pesar de las desgracias que sufrió desde pequeño. Un viaje en el tiempo que los llevara hasta el siglo XVIII.

El músico de la lluvia es una novela de presente y pasado con vista al futuro incierto de los protagonistas. Con Adriana, José y Santiago conocemos el presente, una trama llena de miedos e incertidumbre que los ata al pasado sin saber avanzar y se enclavan en una rutina dolorosa. Con el paso de las páginas vemos el avance psicológico que viene marcado por las enfermedades, las relaciones fraternales, el amor y las decisiones tomadas. Tres personajes solitarios que despiertan de un letargo. Junto a ellos encontramos personajes secundarios, uno de ellos muy especial. Gonzalo, es un niño entrañable, que se convierte en un gran apoyo para Santiago. Es increíble la madurez que tiene y las enseñanzas que da.


En cuanto al pasado encontramos dos historias. Por una parte la de Bartolomé que conocemos a través de su diario, y por otra el viaje de Chopin y George Sand a la isla de Mallorca y su estancia de varios meses en Valldemossa, que aparece en la segunda parte de la novela.

Las tres historias se unen con un breve vínculo, lo que a mí me ha sorprendido para bien. La vida no es una sucesión de situaciones aceleradas, a veces la falta de emoción predomina, y una pequeña melodía o una mirada pueden dejarnos temblado y analizando si seguimos por el camino correcto. Por tanto, Mar, nos regala tres historias que se cruzan en un punto determinado, pero que bien podrían ser tres historias independientes con unos temas en común.

Siempre que hay varias tramas una predomina o engancha más que las otras. Me gustan mucho las historias actuales que describen la vida diaria y sus imprevistos, es muy fácil sentir la cotidianidad y vivirla, pero cuando hay historias del pasado esas suelen interesarme más. Y en este caso no fue menos, la parte actual con Adriana, Santiago y José es una ficción perfectamente real, con personajes de carne y hueso que dejan pasar la vida escondidos tras el miedo o la enfermedad. Es muy corriente identificarse con ellos. En cambio a mí me interesaron mucho más la vida del monje y la de Chopin y Aurore. Soy incapaz de decantarme por una u otra.




El diario de Bartolomé es de una riqueza exquisita, con un vocabulario y tono narrativo distinto al resto de la novela en la que hay más dialogo. Es un repaso a las tradiciones isleñas, la vida en el campo y a las sagas familiares que habitaban las possessions. Una tierra en manos de las mujeres, que Mar, bien representa a sa padrina como la más importante para Bartolomé. Se nota el peso y el amor que siente por ella, incluso por encima de su propia madre. Un relato dotado con el artículo salado que da más poder a sa padrina y que recalca el amor por la tierra y sus cultivos. En época de pocos lujos la agricultura y la ganadería eran el sustento familiar. Es increíble la calidad de los platos típicos que sin lujos enamoran al paladar más exquisito. Esta parte de la novela me ha emocionado muchísimo, la leí pensando en mi abuela, en las tradiciones perdidas y con los recuerdos a flor de piel.


La historia de Frédéric Chopin y Aurore Lucile Dupin también es una gozada. Por supuesto que conocía la relación de amantes del músico y la escritora y su estancia en la isla. Paseando por Palma encontramos un busto como homenaje y una placa en la calle donde pasaron la primera noche. Eso sin contar que el mayor peso se lo lleva la Cartoixa con su celda donde vivió. Lo que desconocía eran los motivos de su visita a la isla, que no son otros que la búsqueda de un clima idóneo para la enfermedad del músico. El tiempo atmosférico no está al alcance de nuestra mano y se encontraron con el invierno más lluvioso. A veces el destino es una bendición y esa lluvia en un paraje impresionante nos regaló grandes obras musicales. También es muy interesante la impresión de George Sand con los isleños, de sobra es conocido que en su libro "Un invierno en Mallorca" nos pone a parir de un burro. Algún día lo leeré y después de "El músico de la lluvia" con otros ojos. Podemos decir que la escritora era una mujer transgresora que con su visita inquietó a los isleños. Su vestimenta masculina y su fuerte carácter no pasó desapercibido como estaba acostumbrada en París. Aquí no fue bien recibida ni tan querida como pensaba. Todo ello lo relata Mar como una biografía de esto dos personajes peculiares unidos por el amor y la cultura. Hay un gran trabajo de documentación y no solo para conocer la vida y narrar la posible estancia en la celda, también por la ambientación y recreación del día a día en la isla en la época


Mar arriesga con esta novela, lo fácil seria seguir el mismo esquema que tan buenos resultados le dio con Azul Vermeer. Pero la narración pausada e intimista, como banda sonora de la vida, le otorga un grado de madurez al alcance de los más grandes. La calidad brutal y la narrativa descriptiva nos introducen en la belleza de la vida ordinaria de los protagonistas, sin necesidad de intriga ni efectos especiales, solo disfrutando de los aromas de las hierbas medicinales de la botica y el tintineo de la lluvia frente a las teclas del piano. Palabra a palabra nos empapa de auténtica literatura e inicia los capítulos con citas de George Sand.

La grandeza de una obra es que siga latiendo una vez cerrado el libro. En este caso poco tiempo después se supo la verdadera causa de la muerte de Chopin. Y en Navidades desapareció un ermitaño de Valldemossa que salió a la montaña a por musgo para poner en el belén. Enseguida que vi las noticias  me vino a la mente El músico de la lluvia y Benet reflejado en Bartolomé.



"Un piano sonaba en la lejanía. Notas que crecían y regalaban vida a las siguientes. Música que sonaba a lamento, hermosa e intensa, capaz de atravesar el alma con la misma facilidad con la que una esencia queda atrapada en la nariz, pero sacude al mismo tiempo todos los sentidos. Belleza plena, pura e inquebrantable. La vida y la muerte...el dolor y el placer... la alegría y el llanto...la esperanza y el vacío...apresados en una misma melodía".

El músico de la lluvia es una hermosa novela de personajes que recrea la estancia de George Sand y Chopen en Valldemossa, la vida de un monje cartujo y las relaciones entre amigos y familiares. Un relato para disfrutar con calma dejándose sorprender por la prosa, de Mar Mella, que cala palabra a palabra.